Lesiones producidas por productos peligrosos y defectuosos

Abogado en Austin especializado en daños personales protegiendo a víctimas

A pesar de las regulaciones y leyes, es inevitable que algunos productos sean defectuosos o peligrosos. Por este motivo, el derecho de daños personales incluye la responsabilidad del producto, que se ocupa de incidentes causados por productos defectuosos e inseguros. Los fabricantes, mayoristas y comerciantes de productos pueden ser nombrados responsables por los daños y lesiones causadas por sus productos defectuosos.

Los productos cubiertos por este área del derecho incluyen, entre otros:

  • Comida
  • Medicamentos
  • Bienes inmuebles
  • Equipamiento
  • La mayoría de los productos de consumo

A cerca de la responsabilidad del producto

Cualquier persona lesionada por el uso de un producto puede perseguir una indemnización según la ley de responsabilidad del producto. Esto se debe a que la responsabilidad del producto está clasificada legalmente como “responsabilidad estricta”. Esto quiere decir que la negligencia tiene consecuencias y que el fabricante tiene la responsabilidad de fabricar un producto seguro. Si un producto causó lesiones siendo utilizado siguiendo las instrucciones, el fabricante es siempre responsable.

Si el producto se utilizó de manera diferente a la designada por el fabricante o se alteró el producto, se puede anular la responsabilidad estricta. Esto también puede imposibilitar demostrar que las lesiones fueron provocadas por un defecto en el producto original tal y como se compró. La defensa puede ser capaz de demostrar que las lesiones fueron causadas por las acciones del demandante.

¡Empiece a trabajar en su caso llamando al (512) 640-2050 para ponerse en contacto con un abogado en Austin especializado en responsabilidad del producto!

Negligencia y responsabilidad del producto

No todos los casos de responsabilidad del producto se consideran de responsabilidad estricta. Por este motivo, la negligencia y el incumplimiento de la garantía pueden ser también terrenos que explorar para reclamar daños por responsabilidad del producto. En cuanto a la negligencia, si se puede demostrar que la compañía fue negligente a la hora de examinar sus productos o de proveer instrucciones para su uso seguro, la parte lesionada puede tener material suficiente para poner una demanda.

Del mismo modo, cuando un fabricante vende un producto queda implícita la “garantía de idoneidad de uso” y libertad de defectos. Un usuario lesionado puede poner una denuncia por responsabilidad del producto si se prueba que el producto era defectuoso o no apropiado para su uso específico. En caso de negligencia, el demandante tienen que poder demostrar que el producto era defectuoso cuando quedó fuera del control de la parte a la que se está demandando.

¡Póngase en contacto hoy mismo con un abogado en Austin especializado en responsabilidad del producto para ver si su caso es posible!

Causas de lesiones por productos peligrosos

Existen varias tipos de defectos en la responsabilidad del producto. Se requiere que se demuestre el defecto en el producto y aquello que lo hace irrazonablemente peligroso para su fin.

En general, un producto puede ser considerado irrazonablemente peligroso en tres maneras:

  • Fallo del fabricante a la hora de advertir del peligro. Obviamente, se espera que los fabricantes y vendedores adviertan de los peligros. También deben proveer a los consumidores de las instrucciones de uso adecuadas. Si esto no se cumple, un producto útil puede convertirse fácilmente en mortal. Por ejemplo, el líquido de refrigeración del motor es muy útil para los automóviles, pero también es altamente tóxico. Si no se indica que es peligroso por su toxicidad, el producto puede causar un accidente por envenenamiento, dando lugar a un caso de responsabilidad del producto.
  • Defecto en el diseño. Se considera defecto del diseño cuando el producto en cuestión ha sido fabricado perfectamente, pero el diseño en sí mismo es peligroso. Algunos ejemplos recientes muy conocidos son los tanques de gasolina o los neumáticos defectuosos.
  • Defecto de fabricación. En este tipo de defecto, el problema ocurre durante la fabricación, convirtiendo un producto que debería se seguro en uno peligroso. Un ejemplo común es el del montaje de un neumático al que le faltan tornillos o roscas.

Obtenga la ayuda que necesita de Komie & Morrow, LLP

Para que un caso de responsabilidad del producto sea exitoso, se requiere conservar el producto junto con la documentación que demuestre su origen. Estos documentos incluyen recibos de compra, reparaciones y otras alteraciones. Estos son indispensables para construir un caso exitoso.

¡Llame hoy a Komie & Morrow al (512) 640-2050 para una consulta gratuita o simplemente rellene el formulario de evaluación gratuita de su caso!

Póngase en contacto con Komie & Morrow, LLP hoy mismo

Ponga casi cinco décadas de experiencia de su lado

Send My Information